VENTAJAS Y DESVENTAJAS DE USAR CALENTADORES A GAS

Los calentadores a gas, como lo dice textualmente su nombre, utilizan GAS como combustible para su funcionamiento. El gas lo utilizan para producir calor, estos calentadores pueden utilizar varios tipos de gas, como, por ejemplo, gas LP, gas natural, gas propano o gas butano.

Este tipo de calentador a gas tiene una gran trayectoria, ya que con el pasar de los años no ha disminuido su eficacia y suelen ser los que conseguimos en algunos hogares en la actualidad.

El agua viaja a través de este aparato y pasa cerca de unos fogones que la van calentando, estos fogones se activan al momento de que se abre el grifo. El calentador incluye un termostato en el exterior que nos permite regular o controlar la temperatura del agua.

VENTAJAS

  • La cantidad de agua caliente que proporciona es ilimitada.
  • A diferencia de los termos eléctricos, estos son mucho más económicos ya que estos no utilizan electricidad sino gas.
  • Estos calentadores permiten calentar espacios de gran tamaño y calientan de manera más rápida.
  • Ya que no almacenan el agua son de tamaños moderados, existen de tamaño pequeño, pero con gran potencia.
  • Pueden ser alimentados con diferentes tipos de gas, como el gas natural, gas propano, gas butano, entre otros, así como también pueden ser termostáticos y de condensación lo cual disminuye el consumo de energía.
  • Actualmente existen calentadores de gas que incluyen wifi, esto nos permite controlar la temperatura a distancia sin ningún tipo de problemas desde nuestro teléfono celular

DESVENTAJAS

  • Su instalación requiere de un profesional.
  • Requieren de instalación de agua y de gas y esto es costoso.
  • Ya que su combustible es el gas, se requiere de gran cuidado y mantenimiento para evitar cualquier tipo de accidentes, escapes o fugas.
  • Hay que esperar a que el agua salga caliente.
  • Se necesita un caudal mínimo de agua para que se active.
  • Los calentadores a gas requieren de revisiones periódicas y mantenimiento, lo cual conlleva a un gasto extra.
  • La temperatura del agua puede cambiar inesperadamente, por ejemplo, si alguien está tomando una ducha, y en otro lado de la casa alguien abre un grifo, es probable que el agua de la ducha se transforme en fría o se ponga sumamente caliente.
  • Estos calentadores a gas son potencialmente más peligrosos, debido a los gases y su combustión.
  • Si se usa gas butano es necesario tener bombonas de cambio.
  • Al momento de comprarlos son costosos.