Prescindir del coche

Te pongo en situación, tu marido trabaja lejos de casa y por fuerza necesita el coche para poder ir a trabajar, por ese motivo tenéis dos coches en la casa, uno más pequeño y con menor consumo para que el haga sus viajes diarios al trabajo y otro un poquito mejor y más grande para la casa en general, el coche con el que salimos de paseo o de vacaciones. Supón que el coche pequeño que utiliza tu marido se estropea de la noche a la mañana y que acaba irremediablemente en el taller, ¿Qué es lo que va a ocurrir? Pues que te vas a quedar sin coche si o si.

Cuando no tienes mucho que hacer o cuando las distancias qe tienes que recorrer prácticamente a diario son cortas no le das mayor importancia, pero cuando tienes tres hijos en edades escolares, cada uno va a un deporte distinto, a una actividad extraescolar distinta y encima las clases están cada una en una punta de pueblo pues te supone un problema y grave. Es imposible llegar a todo a tiempo, alguien tiene que quedarse sin hacer algo, por supuesto tu vas ya todo el día con la lengua fuera porque no llegas a todo.

Tu marido ha confiado desde el primer momento en www.otoniel.es para la reparación del coche por lo que estas convencida de que no será mucho tiempo y podrás volver a la normalidad en breve, eso sí, mientras esto ocurre, los días se te hacen eternos ya que te la pasas corriendo de un lugar a otro, de hecho has cambiado los tacones por unas cómodas bailarinas sin tacón para poder ir más rápida y más cómoda.

Parce mentira lo que dependemos hoy en día de un vehículo, hay personas que son totalmente dependientes de este medio de transporte, además si en la ciudad en la que vives no hay buen servicio de transporte público apaga y vámonos.

La verdad es que un coche no son nada más que gastos por todos lados y no te digo nada cuando en la unidad familiar hay dos coches por necesidad, los gastos se multiplican por dos, cuando no es una revisión es una pequeña avería y cuando no hay que llenar el depósito, un gasto inasumible para muchas familias pero totalmente indispensable para otras que no tienen más remedio que asumirlo.