Lo importante de la vida

A veces olvidamos lo que es lo más importante en la vida, esto suele venir sujeto al ritmo de vida que llevamos. Nos hemos convertido en verdaderos autómatas que seguimos las mismas directrices todos los días, levantarse, ir al trabajo, comer, seguir trabajando, ir la gimnasio, hacer la compra, cenar y a dormir… y así un día tras otro, toda una rutina a la que nos hemos acostumbrado y que solo rompemos los fines de semana por que salimos con los amigos y hacemos las cosas que por falta de tiempo no hacemos durante la semana.

Hay cosas realmente importantes que vamos dejando de lado por falta de tiempo, cosas de las que nos podemos arrepentir en un momento dado, no pasar tiempo con la familia, no hacer el viaje que queremos…Deberíamos de tener tiempo para todo.
Una de las cosas que hacemos cuando llega el fin de semana es prestarle atención al coche, ese coche que usamos a diario para ir al trabajo, salir los fines de semanas y hacer una pequeña escapada cuando podemos. Es entonces cuando acudimos a desguacejtorres para comprobar que todo en el coche es correcto, que todas las piezas y los repuestos están en perfecto estado, y si por lo contrario hubiera alguna que necesitara un cambio o una reparación, hacerla en el mismo momento para dejar el coche lo mejor posible.

No hay que dejar para después las cosas que se pueden hacer en el acto, más que nada porque no sabemos lo que puede pasar y podemos arrepentirnos de no haber hecho la revisión al coche. Es muy importante prestarle la atención adecuada a laos neumáticos por ejemplo ya que el mal estado de estos o una presión insuficiente o en demasía pueden hacer que suframos un accidente por un reventón o por un deslizamiento por falta de adherencia.
Debemos de disfrutar de la vida, hacer las cosas que nos apetecen o para las que estamos preparados, no hacerlo puede conllevar un desaprovechamiento de la vida, no hacer las cosas que queremos hacer nos deja vacios, en una vida sin sentido en la que solo trabajamos y pasamos el rato. Es fundamental hacer las cosas a su tiempo, con las personas que nos apetece y en los lugres que queremos, así, podemos llegar a viejos y hacer un recuento de nuestra vida y saber a ciencia cierta que lo hemos hecho bien, que hemos disfrutado de la vida.