Cuando debes cambiar la correa de distribucion

Debes tener presente que la correa de distribución es una pieza fundamental en el funcionamiento de tu vehículo. Si necesitas hacer reparaciones en tu motor, lo mejor es comprar tus repuestos en www.despiecesde.com, porque allí podrás tener acceso a todo lo que necesitas al mejor precio.

Sin embargo, son muchos los conductores que aún no saben cuándo se hace el cambio de la correa de distribución. Por esto he preparado este post, con la finalidad de que puedas hacer el cambio sin que se produzca ningún tipo de daño a tu motor.

Momentos para hacer el cambio de la correa de distribución

Es importante que la correa de distribución esté en buen estado para evitar así cualquier tipo de inconveniente con la misma. Los momentos para cambiarla serán:

Cambio por kilometraje

Es importante tener en cuenta que el kilometraje es algo vital a la hora de hacer el cambio de la correa de distribución. Esto debido a que esta pieza tiene una vida útil de 100.000 kilómetros, y no se debe exceder este kilometraje sin hacer el cambio.

En caso de que excedas el kilometraje recomendado por el fabricante te estarás exponiendo a que la correa se pueda romper. Esto puede causar graves averías al motor en el caso de que esta se rompa en funcionamiento.

Pérdidas de tensión

Las malas reparaciones pueden llevar a que tu correa de distribución se vea afectada negativamente, en especial porque puede perder su tensión. En estos casos, debes tener en cuenta que las pérdidas de tensión se deben a una falta de experiencia en la reparación.

Por este motivo, siempre es mejor llevar el coche a un mecánico experto, aunque tengas que pagar un poco más de dinero. De lo contrario, contratar un taller mecánico puede resultar más costoso de lo que te puedes imaginar.

Fugas en el motor

Las fugas son bastante comunes en tu motor, en especial cuando este ya tiene un recorrido amplio que va causando desgaste en las mangueras. Por esto, debes estar revisando periódicamente tu vehículo para que puedas conseguir así unos buenos resultados, y evites inconvenientes.

En todos los casos, debes asegurarte de que una vez que se reparen las fugas de tu motor, revises cuidadosamente la correa de distribución. De esta forma, podrás asegurarte de ver si está en mal estado, y hacer el cambio siempre que sea necesario para evitar que la correa se rompa en funcionamiento.